Nacional

Senador Girardi: “Mantener el cambio de hora es negacionismo”

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión Desafíos del Futuro, junto al neurocientífico John Ewer, que trabajó en el equipo que ganó el Premio Nobel por la investigación del reloj biológico, advirtieron que con el ingreso al horario de verano -en la madrugada del domingo- la deuda de sueño aumentará a dos horas con todos los trastornos a la salud que ello implica.

Por ello exigieron por lo que exigen al Gobierno “respetar la evidencia científica y poner urgencia y patrocinio al proyecto de ley que establece mantener el horario de invierno (GMT-4) para todo un año para luego pasar al huso horario le corresponde a Chile (GMT-5) y elimina el horario de verano (GMT-3) por el daño que produce la desincronización entre el despertar y la salida del sol.

John Ewer señaló que “este es el peor de los cambios de hora porque hará que el sol ‘salga’ más tarde y nos levantaremos a oscuras. Y eso tiene un importante impacto en nuestra biología”.

Agregó que “somos una especie diurna y estamos biológicamente despiertos cuando sale el sol. La próxima semana deberemos cortar el descanso y eso genera una deuda de sueño crónica que nos acompañará hasta el verano”.

Ewer dijo que “el déficit de sueño tiene consecuencias graves, no sólo se cometen más errores y se aprende menos, sino que afecta nuestra biología, el sistema inmune y la respuesta a las vacunas. Los más afectados son los niños y adolescentes. Los adultos prefieren el horario de verano para tener luz en la noche”.

Y afirmó que “he visto dos estudios -con datos compilados por 15 y 20 años- que demuestran que los lunes y martes después del paso al horario de verano los infartos al corazón aumentan un 10%. Ese es un problema grave y evitable eliminando la modificación de horario y quedarnos con el de invierno, donde la deuda de sueño es menor”.

Por su parte el senador Girardi dijo que “es de consenso mundial que se debe tener un solo horario y este cambio de hora va contra toda la evidencia científica. Aquí hay un negacionismo. Los que insisten en mantener esta medida sin sustento son iguales que los antivacunas”.

Dijo que “somos un pulso de energía a través del sol que activa el metabolismo. Hay que volver a generar una sincronía entre el despertar y su salida. Este cambio de hora va en la dirección contraria, nos levantaremos con luz artificial que es 10 mil veces menos potente que la solar y no activa nada”.

Agregó que “este efecto sobre los sistemas endocrinos puede producir obesidad, infartos, hipertensión, diabetes, debilita el sistema inmune, genera irritabilidad, depresiones. A ello se suma, sobre todo en los niños, el tiempo que las pantallas le roban al sueño”.

Recordó que “por eso presentamos este proyecto de ley (N°12.016-11) que fue elaborado de manera colaborativa con el mundo científico, participó John Ewen; el Premio Nacional de Ciencias, Ramón Latorre; varias universidades…

Señaló que “la iniciativa plantea mantener el horario de invierno (GM -4) por un tiempo y luego pasar al que nos corresponde geográficamente (GMT-5) y que sincroniza el despertar con la salida del sol y la activación metabólica”

Y concluyó pidiendo al Gobierno que “ponga urgencia y que patrocine el proyecto que restablece el horario que le corresponde a Chile y que favorece la salud física y síquica, en vez de perjudicarla como ocurrirá este fin de semana”.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button
Close
Close